El contexto provee dirección

Tu conoces tu negocio, y conoces muy bien a tus clientes. En cambio yo no conozco tu negocio, pero soy experto en desarrollo web y conozco lo que los usuarios web necesitan en general.

El GRAN ERROR consiste en creer que podemos combinar esos dos conocimientos, tener algunas reuniones de brainstorming, y con eso desarrollar una solución web que esté lista para brindar servicio por años sin mayores ajustes.

Pretender lograr ese resultado es una misión imposible.

No es una cuestión de recursos. No importa cuánto dinero se asigne al proyecto. Inevitablemente cuando el sitio web es puesto online empieza a operar en un contexto y comienzan a emerger múltiples direcciones hacia las cuales puede evolucionar.

El contexto provee dirección. Eso está en la naturaleza misma de los Sistemas Evolutivos.

Una vez que el sitio web es puesto online y al fin lo ves activo en su contexto comienzas a descubrir que necesitas añadirle esto, aquello y lo otro. Y por «esto, aquello y lo otro» me refiero a cosas que son específicas para tu negocio, para la realidad actual de tu negocio, basadas en tu entendimiento del contexto en ese momento concreto.

Y aún así todo eso son variables dinámicas. Seis meses más tarde serán otras diferentes.

Tu negocio cambia, evoluciona, se adapta a los desafíos y oportunidades del mercado. Tu sitio web necesita acompañar esos cambios a medida que ocurren, y no hacerlo de manera insuficiente, mediante parches, y con demora.

Cuanta menos complejidad inicial, mejor

Dada la inevitable realidad de que el modelo inicial va a sufrir múltiples transformaciones a lo largo del tiempo, un enfoque mejor es considerar al sitio web inicial más como un prototipo que como un modelo final terminado.

Por definición, un prototipo (o Producto Mínimamente Viable como lo denomina Eric Ries en sus principios de Lean Startup) es algo que construimos rápidamente para ponerlo a prueba y así poder validar los supuestos iniciales en base a los cuales se construyó.

Crédito de la imagen: The Lean Startup

En lugar de demorar meses en el desarrollo del sitio web «final», mi propuesta es desarrollar rápidamente un sitio web que no esté sobrecargado con todas las cosas que creemos que serán necesarias.

De esa manera podemos comenzar a recibir el necesario feedback de quienes van a interactuar con el sitio web en un escenario real, y así darle inicio al ciclo de Desarrollo -> Medición -> Aprendizaje -> Ajuste.

Construir sobre cimientos adecuados

Para que el proceso esbozado más arriba pueda transcurrir con fluidez y se puedan verificar avances significativos en forma sostenida a lo largo del tiempo se necesita un basamento tecnológico sólido.

Tu sitio web no es sólo diseño estético. Es software.